loader-image
Toluca, MX
3:22 pm,
temperature icon
nubes dispersas
Hora Estándar Central

OFF THE RECORD 30-01-2024

Toluca, Edomex, 30 de enero de 2024.- Ana Lilia Herrera ya ha tomado el control político, financiero y comunicacional del priísmo mexiquense. Ahora sí ya no habrá pretexto. Lo que suceda en la campaña electoral venidera será responsabilidad absoluta de su toma de decisiones. Se ha sacudido aquellos nombramientos que respondían a su antecesor Eric Sevilla. Quiso hacer más ajustes, pero desde la dirigencia nacional se lo prohibieron. Con estas piezas en el ajedrez, se deberá jugar su capital político y personal para las elecciones que se realizarán dentro de cuatro meses.


Ahora quedará acéfala la CNOP, y también dejará descubierto el Movimiento Territorial. Ahí, la exalcaldesa de Metepec podría dar cabida a sus más cercanos, que no tienen cargo, pero se asumen con muchas atribuciones. 


Hay una realidad con la que se enfrentará en lo inmediato. La inexistencia de decenas de comités municipales para instrumentar la operación electoral, ante la falta de recursos financieros, materiales y humanos. Al ya no ser gobierno, se han acabado los incentivos clientelares, las campañas serán de extensa contrucción discursiva; y una narrativa cautivadora. Este no es el PRI que Ana Lilia conoció en el lejano 1999 cuando llegó a Toluca. Ya ni siquiera la cobertura mediática tiene gran impacto en las actividades del otrora partido hegemónico. Este es el gran desafío de ser oposición.


———-


El priísmo toluqueño es reflejo inequívoco del priísmo estatal. Por un lado, padece una profunda defenestración política, agudizada en la capital mexiquense por el encarcelamiento del exalcalde Raymundo Martínez. Por otra parte, la fractura entre los grupos internos cada vez se hace más evidente. Los actores políticos buscan demostrar su popularidad en las redes sociales, pero también hacen evidente que existen intereses encontrados. No hay quien ponga orden o retome el control de la vida interna priísta. Hace falta un alcalde que asuma el liderazgo del partido; así como a nivel estatal también es notoria la ausencia de un gobernador tricolor.


—————-


Tlalnepantla es el otro núcleo político en poder del PRI. El alcalde Marco Antonio Rodríguez buscará la reelección, pero tampoco cuenta con el arropo de los grupos priístas. Pablo Basáñez -con funciones en la campaña presidencial- y el grupo de Arturo Ugalde y su hija Denisse, buscan acomodo en el entramado político. Sin embargo, la coalición con el PAN dificulta que haya espacio para todos. La elección transitará -como en muchos otros municipios- por la capacidad que tenga el presidente municipal en movilizar a sus estructuras, las cuales no todas responden al mismo grupo político.


Ahí, Morena ya gobernó hace seis años; y Raciel Pérez junto con los demás grupos morenistas están dispuestos a ceder para ganar otra vez. 


Tags

Compartir

Síguenos en

Comentarios

comentarios