loader-image
Toluca, MX
9:45 pm,
temperature icon
cielo claro
Hora Estándar Central

OFF THE RECORD 19-07-2023

 

 Toluca, Edomex, 19 de julio de 2023.- La institucionalidad se mantuvo hasta el final. El gobernador Alfredo Del Mazo nunca tuvo un mínimo índice de oposición hacia el presidente Andrés Manuel López Obrador. Convivieron en el ejercicio del poder casi cinco años juntos, periodo en el que se dedicaron elogios mutuos. Pero sobre todo, hubo una disciplina pocas veces vista para un mandatario priísta hacia un presidente de un partido diferente. El pacto se mantuvo vigente, sin contratiempos, sin modificaciones. Con la elección, parecen todos contentos.

 

Del Mazo se presentó ayer en la conferencia matutina de López Obrador. Hablaron de la inauguración parcial del Tren México – Toluca. En un gesto de cortesía, Alfredo cortará el listón inaugural junto a Andrés Manuel, el próximo 14 de septiembre. Apenas 48 horas antes de entregar la gubernatura. Con ello, el tabasqueño también cumple con la primera etapa de una obra altamente costosa, capricho del peñismo que le entregó la Presidencia de México. Como testigo de honor estará presente Delfina Gómez, la gobernadora electa.

 

Lo que sorprende es la cordialidad mutua entre Del Mazo y López Obrador. En la primera alternancia presidencial, sería impensable que el priísta, Arturo Montiel fuera condescendiente con el gobierno de Vicente Fox. La rispidez entre la administración estatal y la federal, llevó a la conformación de la Conago. El panista esperó paciente, y cuando fue el momento oportuno, descarriló las aspiraciones presidenciales del atlacomulquense. No había tregua para las diferencias políticas. La relación fue compleja, y sin espacio para la cordialidad.

 

Cuando Felipe Calderón asumió el poder presidencial, el entonces gobernador Enrique Peña tuvo sus diferencias pronunciadas. El bloque de diputados federales que ganó en 2009, se convirtió en una bancada opositora que fustigaba la estrategia de seguridad y que le rebatió espacios de poder legislativo. Desde la Comisión de Presupuesto le complicó el ejercicio de sus finanzas públicas. En lo electoral, el peñismo parecía implacable, al borde de la desaparición del corredor azul. En la coyuntura idónea, el PRI ganó la Presidencia de México.

 

A la distancia, López Obrador y Del Mazo enfrentaron su primera crisis, cuando el tabasqueño decidió cancelar el aeropuerto de Texcoco. Pero la relación se enderezó, cuando debieron juntos, atender el desabasto de combustible en enero de 2019. Del Mazo no pudo mantener una oposición dura, porque desde la elección presidencial advirtió que tendría una mayoría de alcaldes morenistas; y una abrumadora oposición en la legislatura local. Desde entonces, tuvo que ceder y conceder frente a la hegemonía presidencial. El tabasqueño también lo protegió en cada evento político que encabezaba en el Edomex. Una relación de conveniencia para ambos, que no se modificó un ápice a lo largo de cinco años.


Comentarios a contacto@planamayor.com.mx

 

Tags

Compartir

Síguenos en

Comentarios

comentarios