loader-image
Toluca, MX
11:08 am,
temperature icon
cielo claro
Hora Estándar Central

¿Con la victoria en la bolsa?

 

Por Israel Dávila

 

Hace poco más de un mes, el optimismo en el PRI era desbordante, excesivo y hasta insultante. Aseguraban que podrían ganar la elección con al menos el 60 por ciento de los sufragios. Su meta, reconocida por Ricardo Aguilar, ex dirigente estatal del PRI y por el actual líder del partido en el estado, Luis Videgaray, era obtener al menos 3 millones 400 mil votos, cifra que jamás ha sido alcanzada por algún candidato  en la historia del estado de México.

 

Hoy, cuando han trascurrido 30 días de campaña y nos ubicamos casi a 15 días de la jornada electoral para que los mexiquenses elijan a su próximo gobernador, ese optimismo es mucho más mesurado. Ahora, la meta es ganar,  y obtener a como dé lugar, el 40 por ciento de los sufragios, lo que consideran suficiente para no poner en riesgo la victoria.

 

Cierto ya no existe una cantidad de votos fija en el imaginario priista. La idea de aplastar al o los oponentes ha quedado descartada.

Pocos de los priistas, con los que tengo contacto, se atreven a dar crédito a las encuestas que a diario se publican sobre el proceso electoral mexiquense, que marcan una ventaja de 30 puntos de distancia entre el candidato priísta Eruviel Ávila y su más cercano perseguidor.

 

Muchos admiten que estas mediciones son para generar una percepción de que la elección en el estado de México está resuelta de antemano, lo que tendrá un impacto desalentador para gran parte del electorado mexiquense y que a ellos les conviene, porque apuestan a que la maquinaria sea capaz de movilizar a las huestes del tricolor el día de la elección. Demostrar que la estructura del partido es capaz, por sí sola de ganar los comicios.

 

Los priístas más estudiosos y analíticos, reconocen que Eruviel Ávila Villegas, no fue el candidato que ellos esperaban. Y aunque hizo algunos ajustes a su discurso y a su estrategia de campaña, saben que, por sí sólo, el candidato no ha tenido la capacidad de demostrar que puede generar votos a favor del PRI.

 

Lo más que se recuerda del candidato priista en estos 30 días de campaña es su propuesta de eliminar la tenencia vehicular, anticipadamente derogada por el gobierno federal, pero sobre todo, la gente recuerda las chapitas con las que apareció en el reciente debate.

 

En efecto, muchos priístas parecen, ahora sí, tener los pies en la tierra. Saben que aunque la victoria está en sus manos a 15 días de la elección, el triunfo todavía  se les puede escapar como agua entre los dedos.  Por eso la instrucción de no bajar la guardia; por eso reuniones constantes con la estructura partidista para impedir simulaciones; por eso la chequera está abierta; por eso los maestros federalizados y estatales, están siendo presionados para no dejar de promover al PRI entre la gente. Por eso existe un seguimiento puntual a alcaldes y diputados para que hagan su trabajo y bajen clandestinamente los apoyos apilados en decenas de bodegas en el territorio estatal.

 

La instrucción al equipo de campaña ha sido clara y tajante. En esta última recta están prohibidos los errores. Se trata de reducir los riesgos al máximo. La idea es administrar la ventaja que aún les dan los sondeos de opinión reales.

 

Tal vez, bajo esa lógica tenga sentido disminuir el ritmo de campaña; hacer menos actos proselitistas, o al menos evitar que la prensa esté presente en algunos de ellos; Quizá sea por esta razón que el PRI ha rechazado invitaciones de medios para debates o encuentros entre candidatos. Han dicho no a Televisión Azteca y varias estaciones de radio. Es posible que por esto, también, estén valorando la pertinencia de no presentarse al segundo debate organizado por el Instituto Electoral del Estado de México.

 

En los 15 días subsecuentes no debe extrañar que el PRI rechace todo lo que huela a peligro. Que disminuyan las conferencias de prensa con el candidato, que se evite hablar de temas de coyuntura delicados, más aun cuando se espera que ahora sí venga una ofensiva agresiva del gobierno federal en contra del priismo mexiquense. La estrategia, en lo subsecuente, será el control de daños. No más.  Tal vez con eso tengan garantizada la victoria el 3 de julio.

 

Comentarios

comentarios

Vero eos et accusamus et iusto odio dignissimos ducimus qui blanditiis praesentium voluptatum deleniti atque corrupti quos dolores et quas molestias excepturi sint occaecati cupiditate non provident
Lexie Ayers
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur.

The most complete solution for web publishing

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur.
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum.

Tags

Share this post:

Related Posts
Category
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit eiusmod tempor ncididunt ut labore et dolore magna