loader-image
Toluca, MX
4:14 pm,
temperature icon
nubes dispersas
Hora Estándar Central

El Manual de Maquiavelo 31-05-2024

Francisco Ledesma /  El PRI abre un nuevo frente

El delmacismo padeció los desastrosos resultados de la elección por la gubernatura de 2023; y hoy enfrenta el contraste de los tiempos políticos con su némesis al interior del priísmo encabezado por Alejandro Moreno y Ana Lilia Herrera, quienes en su impericia han abierto un tercer frente de batalla por tomar el control político de un partido que se resiste a morir o a desaparecer.

 

“Tendría que suceder algo excepcional para darle la vuelta a las tendencias”, reconoció Enrique Peña Nieto en sus declaraciones desde el exilio, en enero de 2023, sobre la eventual derrota que cimbraría al priísmo mexiquense en las elecciones por la gubernatura realizadas en junio del año pasado.

 

Sin embargo, la burocracia partidista insiste para instalar como verdad absoluta que el Estado de México “se entregó”, bajo responsabilidad del exgobernador Alfredo Del Mazo y de su candidata, Alejandra del Moral, hoy asediada por la opinión pública ante su cuestionada y nulamente consecuente decisión de apoyar deliberadamente el proyecto presidencial de Claudia Sheinbaum.

 

Desestiman la libertad del voto, y observan en su reducida mentalidad política, la prevalencia de un voto corporativo propio de estructuras sindicales del siglo pasado; y reclaman la “entrega” de un territorio que asumían como propio, cual si fuesen las contiendas electorales un terreno fértil como las disputas cruentas del crimen organizado por las “plazas” de cultivo, trasiego y venta de drogas.

 

Aún más, dejan de lado la voluntad política y la trayectoria personal de un puñado de priístas que ya expresaron su repudio a la toma de decisiones de Alejandra del Moral, pero que fueron parte activa con cargos de dirección y operación política de la campaña electoral del año pasado -ellos sí, a diferencia de la delegada priísta que permaneció pasiva, cuando se sintió derrotada-.

 

Hay un grupo de perfiles sin tutor visible, que podría convertirse en punta de lanza para aquellos tricolores que nunca se identificaron con el eruvielismo, que tampoco coincidieron con el delmacismo, y que no tienen porque ser presas entre la disputa prolongada entre Del Moral y Herrera, para darle la vuelta a la página a las derrotas dominicales y observar por la reconstrucción de su partido.

 

En ese panorama, hay que poner por delante a figuras que sí participaron en la campaña electoral como Laura Barrera, Elías Rescala, Alejandro Ozuna y Erwin Lino, quienes sabían que la competencia era en condiciones absolutamente adversas por el momento coyuntural por el que atraviesa el priísmo en todos los estados, y aún con ello, se la jugaron en el 2023, y otros más en el 2024. Y sin embargo, se mantuvieron hasta el último momento, incluso hasta el último minuto en que se contó la última casilla. No sacaron raja política del momento.

 

Hoy, la dirigencia nacional y estatal pretenden erigirse como la panacea en el rescate del partido; pero sin importar los resultados del 2 de junio, se debe asumir desde la autocrítica, que han puesto y dispuesto del partido para sus intereses personales. Sin la obediencia que obligaba la presencia de un presidente o gobernador priístas, ellos han hecho del sometimiento una regla de oro para imponer sus condiciones, con nulas concesiones o negociaciones.

 

Alejandro Moreno y Ana Lilia Herrera son parte del problema y no de la solución. Y sin quererlo, han abierto la puerta a la posibilidad de una nueva dirigencia, a partir del mes de agosto, cuando Moreno concluya su mandato extendido; y el priísmo mexiquense entre a un trámite de renovación partidista como una posibilidad de reivindicar glorias pasadas. Laura, Elías y Erwin lo saben, y desde ya, pueden entender que su momento es ahora.

 

La tenebra

El destino es caprichoso, pero la historia podría volver a unir a Eruviel Ávila con Alfredo Del Mazo, pese a sus diferencias y distancias, hubo alguien que logró unirlos, pero en su contra: Alito Moreno.

 

 Día 5: No era penal

Tags

Compartir

Síguenos en

Comentarios

comentarios