loader-image
Toluca, MX
7:50 pm,
temperature icon
muy nuboso
Hora Estándar Central

El Manual de Maquiavelo 01-12-2023

Francisco Ledesma /  El pragmatismo de Couttolenc

El pragmatismo del Partido Verde en el Estado de México resulta incongruente e inadmisible para sus electores; es una ventana que construye una narrativa contradictoria entre sus esfuerzos proselitistas y la conducta de su dirigencia. La apuesta de su presidente José Couttolenc es indefendible cuando se concentra en empoderar lo que tanto dijeron combatir en la más reciente batalla electoral.

 

Tras los comicios por la gubernatura mexiquense, las élites ecologistas se han esforzado por sobrevalorar su peso político, a partir de la innegable transferencia de votos que le otorgó Morena en su convenio de coalición. Lo cierto es que la presencia del Partido Verde es marginal, con todo y los supuestos liderazgos expriístas y expanistas que ha reclutado durante los últimos cuatro años.

 

El eruvielismo ha tomado por asalto a la causa ecologista, encabezados por Erasto Martínez -el operador financiero del exgobernador priísta- y Cruz Roa -operador político del ecatepense-. Sin embargo, en sus tareas por convencer a más priístas de cambiar de camiseta y sumarse a un partido que poco hace por defender la causa ambientalista más allá de plantar arbolitos, se evidencia que su único interés es vender una falsa idea de crecimiento electoral.

 

Roa se ha dado a la tarea de reclutar a diputados con quienes compartió la tarea de ser su coordinador: Tanya Rellstab y Carolina Guevara han mordido el anzuelo, pero no porque hayan cambiado sus ideales políticos -los cuales quizá nunca tuvieron-, sino por el desencanto de que en el priísmo ya no tenían espacio de participación. Con la defenestración política del tricolor, asumen que la única manera de mantenerse en el presupuesto es en otro partido emergente.

 

Couttolenc tropieza en su discurso de que combate a la política de la corrupción, cuando descansa su dirigencia en la operación financiera de un sexenio que se caracterizó por dejar hospitales, obras y carreteras a medio construir. No sólo eso, los cuadros que presume el dirigente ecologista ni son jóvenes, ni son ambientalistas, y hay profundas dudas de que sean impolutos.

 

En el pragmatismo del dirigente que goza de promocionarse en anuncios espectaculares bajo el subterfugio de entrevistas mediáticas, es una ecuación de ganar – ganar. Por un lado, con la presencia de exalcaldes y exdiputados pretende obtener una presencia imaginaria; y por otra parte, quienes ya fueron olvidados por sus partidos, abren la puerta al régimen hoy en el poder.

 

La evidencia de la campaña reciente es única: Couttolenc fustigaba a la clase gobernante que hoy pretende redimir; mientras que esos mismos expriístas fueron en la víspera quienes hicieron campaña a favor de Alejandra del Moral con el propósito de evitar que el morenismo se apropiara del Estado de México.

 

Lo que no advierte la presidencia mexiquense es que la deslealtad de quienes se han quitado el chaleco rojo de la campaña delmoralista, le puede resultar contraproducente cuando asuman una operación política más activa y agresiva, que termine por relegarlo de la toma de decisiones con el arropo de quienes dominan el Verde a nivel nacional, donde Eruviel Ávila negocia su ascenso con el valioso voto de senador que puede decantar a favor de la 4T.

 

Para los electores ecologistas queda en el limbo su identidad partidista y su carrera de militancia, porque aun cuando lleven años en esta causa, han sido desplazados -ayer por priístas que eran ungidos diputados- y serán relegados -hoy por expriístas- que buscarán reivindicar sus posiciones de poder en municipios y distritos que pretenden dominar como si fuesen de su propiedad.

 

Esa es la narrativa del Partido Ecologista decidido a sepultar al régimen priísta a través de expriístas que han renunciado a sus pecados al enfundarse en el chaleco verde. El pragmatismo se vuelve insostenible desde todos los frentes.

 

La tenebra

¿Y la Ley de la Juventud que tanto promocionaba la delegada del PRI en el Estado de México? ¿Dejó de ser prioridad cuando ya no fue candidata a gobernadora?

 

Tags

Compartir

Síguenos en

Comentarios

comentarios