loader-image
Toluca, MX
9:03 am,
temperature icon
algo de nubes
Hora Estándar Central

OFF THE RECORD 30-05-2024

Toluca; Edomex, 30 de mayo de 2024.- Eruviel Ávila ha pretendido tomar notoriedad durante las últimas horas. Acusó a Xóchitl Gálvez de haber solicitado su intervención para lograr la liberación de su hermana, situación a la que se habría negado, a lo que atribuyó una mala relación política y personal con la candidata presidencial opositora. En su intención por llamar reflectores, Ávila recibió duras críticas y cuestionamientos de Max Cortázar y Alejandro Moreno; pero cierto es que, pocos pueden tomar seriedad o impacto en el exgobernador mexiquense hoy inscrito en las filas del PVEM.

 

A diferencia de la salida de Alejandra del Moral de las filas del PRI, que ha causado tanto revuelo tanto de las filas priístas como de quienes le dan la bienvenida en la acera morenista; cuando Eruviel renunció a su militancia tricolor pocos le lloraron, y mucho menos le extrañaron. Mientras que, en el bloque oficialista, sólo fue apapachado por Manuel Velasco, y nadie más. Es la fecha en que no existe registro de un acercamiento personal con Claudia Sheinbaum. Su ascendencia política poco o nada se le reconoce al ecatepense en su nueva casa.

 

Peor aún, todo hace suponer que el mito electoral de Eruviel Ávila se topará con pared el domingo 2 de junio, cuando no alcance buenos dividendos en su natal Ecatepec. Mucho menos en escenarios como Nezahualcóyotl, donde también tiene candidaturas propias bajo las siglas del PVEM. Sus bonos políticos y personales irán a la baja y en una franca crisis electorera. El grupo político que se llevó al Verde, tampoco alcanzará las expectativas de cargos de elección. Y por su parte, José Couttolenc se aferrará a defender sus resultados para no ceder con tanta facilidad su franquicia partidista construida en los últimos años.

 

Cuando Eruviel Ávila triunfó en las elecciones de la gubernatura alcanzó una cifra histórica de 3 millones de votos -derivado de una operación electoral instrumentada desde el sexenio peñista-. Seis años después, cuando Ávila entregó la estafeta del poder, el PRI apenas sumó 2 millones de sufragios. Es decir, durante el sexenio eruvielista, el tricolor dilapidó un millón de votantes. Pero hay quien insiste en que el gran culpable de la derrota priísta fue el sexenio delmacista. Fue el gobierno de Ávila quien no supo o no quiso mantener los altos niveles de aceptación que alguna vez lo llevaron a la cúspide del poder.

 

Desde entonces, el priísmo estatal sucumbió en una de sus peores crisis electorales. En 2015 y 2017, retumbó a niveles de votación que había dominado diez años antes, en 2005 y 2006, a pesar del crecimiento en el padrón de electores. El PRI comandado por Carlos Iriarte -acompañado por Erasto Martínez, Adrián Fuentes y Carlos Aguilar-, fue perdiendo la potencia y cediendo bastiones a pasos agigantados. Fue ahí, donde el PRI comenzó la pérdida de la gubernatura. Ávila era el responsable político como primer priísta del estado.

 

En la víspera electoral, Alejandra del Moral sigue siendo la nota mediática del Estado de México, y a pesar de haber perdido la elección del año pasado, su salida ha tenido un mayor impacto que las decisiones y declaraciones del exalcalde de Ecatepec. Lo que son las cosas, Ávila empujaba con todo la postulación de Ana Lilia Herrera como candidata a la gubernatura -lo hizo en el 2017 y también en el 2023-, pero hoy la historia los ha separado irremediablemente, Eruviel se ha encontrado en la coincidencia política con Del Moral, y la izcallense ya lo ha rebasado en el posicionamiento al interior del proyecto presidencial de Claudia Sheinbaum.

 

Tags

Compartir

Síguenos en

Comentarios

comentarios