loader-image
Toluca, MX
5:19 pm,
temperature icon
nubes dispersas
Hora Estándar Central

OFF THE RECORD 29-05-2024

Toluca, Edomex, 29 de mayo del 2024.- Este miércoles, cierran las campañas electorales, las federales y las locales. Ha sido un largo transitar para llegar hasta aquí. Desde el mes de diciembre y enero, cuando comenzaron las negociaciones para construir las coaliciones electorales. A partir de ahí, se definió un bloque oficialista y un frente opositor. Luego vinieron tensas decisiones internas que terminaron por imponer candidaturas. Esos procesos internos -opacos y unilaterales-, dejaron miles de descontentos y desplazados. Sólo un puñado llegó a esta etapa como candidatos a la presidencia de la república, senadores, diputados federales y locales, presidentes municipales, síndicos y regidores. Esta medianoche se cierra el telón proselitista. Viene la jornada electoral el domingo 2 de junio. Esa es la democracia mexicana.

 

Frente a las actuales campañas electorales, a pesar de la efervescencia política hay espacios donde la contienda parece decidida o entregada. Todo apunta a mantener el statu quo en grandes parcelas del Valle de Toluca, el poniente del Valle de México y la zona oriente de la entidad. Las burocracias partidistas han respetado algunos cotos de poder, para ni siquiera presentar postulaciones competitivas. Incluso, resolvieron disolver las coaliciones. En otros lares, como por ejemplo, Toluca, Naucalpan, Tlalnepantla, Tecámac, Valle de Bravo, Tejupilco y Atlacomulco, las elecciones están altamente reñidas y el pronóstico es reservado.

 

El Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) fue víctima de la desorganización interna de las coaliciones electorales y los partidos políticos, para registrar sus candidaturas y solventar decenas de inconsistencias. Fueron incapaces de incumplir con la paridad de género en un primer momento. Mientras que el ejercicio de las acciones afirmativas fue un mecanismo de simulación: hay evidencia de supuestos afromexiquenses que bien podrían pertenecer a la clase privilegiada de los whitexicans; y otros tantos que se presentaran a las urnas como LGBTTT, con acreditada heterosexualidad. Muchos aspectos para corregir hacia el futuro, a favor de grupos vulnerables.

 

Es la prueba de fuego para el gobierno de Delfina Gómez. Es la primera elección en los últimos 93 años, en la que el partido en el gobierno es distinto al PRI. Por ahora, el delfinismo se autoelogia por la instalación de mesas políticas que funcionan para la fotografía anecdótica. Mientras el bloque opositor se duele de las viejas prácticas priístas de poner en marcha una elección de estado, quizá como reclamo de una crónica de una derrota anunciada. La noche del 2 de junio se podría tener un primer balance de la elección bajo el mando morenista.

 

Lo que es inadmisible es el clima de violencia que ha permeado en las últimas semanas. Ya no es un tema exclusivo de la región sur del Estado de México. Cientos de candidatos recibieron amenazas, agresiones o afectaciones durante sus campañas electorales. Son circunstancias que no se pueden ni se deben normalizar. Aquí la responsabilidad política es compartida: gobiernos, autoridades electorales, actores políticos y candidatos. Hacer un frente para que los grupos fácticos no se conviertan en un elemento de decisión electoral.

 

Increíble que la Fiscalía General de Justicia no tenga un solo expediente por tentativa de homicidio, cuando hay al menos, tres candidatos que recibieron balazos en los vehículos que se trasladaban. Minimizar esos actos, es de una autocomplaciencia inadmisible. Es cierto que esos impactos de bala tenían una intención más allá que darle una ventilación extra a los automóviles con todo y la fuerte temporada de calor que ha azotado a la geografía mexiquense. Un primer elemento de combatir ese clima de violencia, es que no hubiese impunidad.

 

Tags

Compartir

Síguenos en

Comentarios

comentarios