loader-image
Toluca, MX
7:57 am,
temperature icon
cielo claro
Hora Estándar Central

OFF THE RECORD 23-10-2023

Toluca, Edomex; 23 de octubre de 2023.- Alejandro Moreno y Eric Sevilla tienen muchas cosas en común, pero la más singular es que, desde hace mucho tiempo -ambos dirigentes priístas- debieron haber renunciado a su encargo político por dignidad personal y por respeto a la militancia que dicen representar. Alito enfrentó hace más de un año, una de las mayores defenestraciones políticas de la que se tenga memoria; sin consecuencias partidistas en su hoja personal. Eric fue el presidente priísta que perdió la gubernatura del Estado de México.

 

Alito y Eric han forjado una connivencia política que les permite mantenerse en su encargo partidista, a pesar de sus malos resultados electorales. Apuestan a la corta memoria del votante y a la vulnerabilidad de sus estatutos para prevalecer como dirigentes hasta pasada la elección presidencial. Y aprovechándose de su posición de privilegio, el campechano se convertirá en senador y el mexiquense en diputado federal, ambos por las listas de representación proporcional, porque es probable que no ganen ni su casilla.

 

Pero la corta memoria, también es propia. Alito ayer estuvo de visita por Toluca y Tlalnepantla para reunirse con los comités municipales. Dejó en el olvido aquellas acusaciones en contra del exgobernador, Alfredo Del Mazo. Asume que necesita de los priístas mexiquenses para volverse competitivo hacia el 2024. Mientras que Eric también sufre de amnesia sobre las imputaciones que incrustaron sobre su exjefe político. Ahora lo único importante es el cargo electoral que puedan obtener ambos, a costa del voto de los mexiquenses.

 

El priísmo mexiquense se encuentra desahuciado. El poder de convocatoria de Alito fue minúsculo. De relevancia, se dieron cita Raymundo Martínez -alcalde de Toluca-, y Marco Antonio Rodríguez -presidente municipal de Tlalnepantla-; ambos con la apuesta en la elección consecutiva, pero también con las peores credenciales para presentarse en las urnas. La clase gobernante -en general- le hizo un vacío a la gira de Alito; o probablemente ni siquiera fueron invitados, porque el líder nacional priísta no es bien recibido en todos los escenarios.

 

Los comités municipales están quebrados. Los dirigentes locales no tienen dinero para pagar la renta de sus oficinas; sin incentivos económicos, algunos sólo trabajan de fines de semana. Los alcaldes o diputados que ahí los nombraron, los han abandonado -en su mayoría- porque están ocupados en su reelección. En general, no atan ni desatan, y amenazan con campañas de brazos caídos en los municipios o distritos que vayan a ser encabezados por panistas o perredistas. Sin un gobernador en turno, el panorama es desolador.

 

Pese a todo, Alito Moreno se mantendrá en su cargo. Junto con Eric Sevilla administrará los recursos económicos del priísmo mexiquense. A través de Ana Lilia Herrera y Cristina Ruiz definirá las candidaturas del 2024. Para Alejandra del Moral habrá premio de consolación -quizá a través de Mariano González-. Y si el Estado de México se vuelve a perder -en senadurías, diputaciones y municipios-, siempre habrá excusas, pero nunca una autocrítica ni por parte de Alito ni mucho menos de Eric. El priísmo se mantendrá en una crisis histórica.

 

 

Comentarios a contacto@planamayor.com.mx

 

Tags

Compartir

Síguenos en

Comentarios

comentarios