loader-image
Toluca, MX
12:37 pm,
temperature icon
lluvia ligera
Hora Estándar Central

OFF THE RECORD 16-06-2023

Toluca, Edomex; 16 de junio de 2023.- Alfredo Del Mazo debe planear con inmediatez, tres procedimientos -de manera paralela- que permitirán marcar su futuro político y su tranquilidad personal. Restan tres meses para concluir el sexenio, pero en medio de la vorágine política, ya prepara el cierre de administración con su círculo más cercano; con sus colaboradores de absoluta confianza para evitar riesgos inmediatos. La ruta crítica está en marcha.


El priísta ya alista su sexto y último informe de gobierno. Ahí deberá sortear, principalmente, la entrega de obras públicas que tenga pendientes. Completar con la entrega de programas sociales proyectada para el noveno mes del año. Y sobre todo, ajustar el escenario financiero que permita evitar -en la medida de lo posible- cualquier observación o inconsistencia, que una vez abandonado el gobierno se vuelva insalvable para su área administrativa y contable. La mayor expectativa de su último informe, estará enfocado en el mensaje político que pueda mandar a la militancia priísta, todavía expectante con sus decisiones.


En un segundo momento, ya muy pronto deberá iniciar con los procesos de entrega – recepción en coordinación con la gobernadora entrante, Delfina Gómez. El priísta ha sido cuidadoso de conectar lazos de cordialidad política. Sin embargo, cualquier alternancia electoral pasa por sobresaltos. El mayor desafío es el presupuesto que tendrá disponible la morenista, cuando le restará el último trimestre del año, y donde se incluye el pago de aguinaldos; y otro tipo de compromisos impostergables como el pago de pasivos y deuda pública.


Por último, Del Mazo ya tiene decidido su quehacer al final del sexenio. Eso lo ha revelado a un puñado de personas. El asunto de fondo es cómo procesar su futuro político. En el escenario tendencial, el todavía gobernador mexiquense no tiene contemplado renunciar a su militancia. Tampoco se advierte que tenga la intención de retirarse de la vida pública o claudicar en el autoexilio al extranjero. Hay señales que apuntan que buscará fortalecer el contrapeso político hacia Alito, en búsqueda del control de la dirigencia nacional priísta.

—————————


Andrés Manuel López Obrador tiene la oposición que le conviene.


Un PAN que sólo funciona en los bastiones más conservadores, pero sin un liderazgo nacional que pueda hacer contrapeso a la oleada morenista del país.


Un PRI resquebrajado, con un dirigente nacional defenestrado de su propio partido; y liderazgos que le convendrán hacia el futuro de su proyecto: ahí se inscriben Alfredo Del Mazo, Alejandro Murat, Enrique de la Madrid y Claudia Ruiz Massieu, herederos del poder político, de un priísmo dinástico a punto de fenecer.


Un PRD al borde de la pérdida del registro. El PVEM y el PT que funcionan como partidos satélite, con cláusulas de vida eterna, que les otorgan votaciones inimaginables para su peso político. Además de MC que funciona como un agente distractor en estados en los que Morena no ha logrado conectar de forma óptima.

 

Comentarios a contacto@planamayor.com.mx

 

Tags

Compartir

Síguenos en

Comentarios

comentarios