loader-image
Toluca, MX
11:30 am,
temperature icon
nubes dispersas
Hora Estándar Central

OFF THE RECORD 15-03-2024

Toluca, Edomex; 15 de marzo de 2024.- Este viernes, Delfina Gómez cumple seis meses como gobernadora del Estado de México, y es notorio que aún existen áreas en las que su mandato no ha logrado siquiera nombrar a un titular que permita distinguir la llamada transformación. Todavía permanecen desde diversas áreas, funcionarios del antiguo régimen que se venden como imprescindibles. A la par, hay cientos de morenistas formados en lista de espera, con la promesa de ser integrados al gabinete deflinista mexiquense.

 

Entre las dependencias que fueron dejadas a su suerte, desde el sexenio pasado, se encuentran la subsecretaria de Turismo, los Institutos del Deporte y de la Juventud, también permanece sin nombramiento el Centro Estatal de Conciliación Laboral, y otras dependencias sustantivas en que da la impresión que Morena no ha encontrado los perfiles idóneos para hacer los ajustes prometidos. Por ahora, en medio de su primera veda electoral, el gobierno delfinista tendrá tiempo de sobra para planear y ejecutar ya acciones contundentes, porque cuando pasen las elecciones tendrá muy cerca su primer informe de gobierno.

 

—————–

 

A dos semanas de que iniciaron las campañas electorales, apenas ayer dos candidatas iniciaron sus actividades proselitistas. Por un lado, la panista Ingrid Schemelensky, quien sustituyó a Román Cortés, para disputar la diputación federal por el distrito 15 de Atizapán de Zaragoza. En la víspera, pidió licencia al cargo de diputada local. Compite en uno de los bastiones panistas donde prevalece un voto cautivo por lo que alguna vez fue la segunda fuerza electoral del Estado de México. No debería tener problemas para llegar a San Lázaro.

 

También ayer arrancó su campaña Azucena Huerta, la accidentada candidatura del Partido Verde por la diputación federal del distrito 40 de Zinacantepec, quien se impuso a la morenista, Erika Sevilla. Lo que es una incógnita es cómo se procesará desde las dirigencias del bloque oficialista este tipo de diferencias que ya han alcanzado una exhibición política y jurisdiccional. Y lo que falta por ver.

 

Lo cierto es que parece no haber seriedad de los partidos políticos que siguen ajustando a sus candidaturas, cuando tuvieron meses para alistar sus precampañas, definir sus métodos de selección y evitar las improvisaciones en pleno proselitismo.

 

——————–

 

Arturo Montiel Yáñez, hijo del exgobernador Arturo Montiel Rojas, mostró ayer su apoyo político a favor del candidato a diputado federal del PVEM por el distrito 23 de Lerma, Luis Carballo. El asunto tiene una relevancia simbólica, porque resulta que Carballo es el adversario electoral de Karla Cortés, actual esposa del exmandatario mexiquense. Salta a la vista que la pugna por la herencia del atlacomulquense tiene una repercusión política mayúscula; Montiel Yáñez no tendrá mucha experiencia electoral, pero muestra que el pleito familiar se ha agudizado en las últimas semanas. La ropa sucia parece que en este caso se lava en los lavaderos comunitarios de Xalatlaco -del mismo distrito electoral-.

 

Ahora sólo falta por ver a quién respalda el expresidente del Poder Judicial, José Castillo Ambriz, exsuegro de Luis Carballo, y cuya relación familiar no acabó en los mejores términos. Y aunque Castillo ahora forma parte del gabinete de la morenista Delfina Gómez, guarda una absoluta lealtad política con Arturo Montiel, quien lo encumbró en el Poder Judicial durante su sexenio. Está claro que el capital político de Castillo podría ser puesto al servicio de la moreliana.

 

Tags

Compartir

Síguenos en

Comentarios

comentarios