loader-image
Toluca, MX
11:36 am,
temperature icon
nubes dispersas
Hora Estándar Central

OFF THE RECORD 07-05-2024

Toluca, Edomex; 7 de mayo de 2024.- Las campañas electorales, aunque discretas y austeras por temas de fiscalización, poco a poco han ido inundado las calles y las plazas públicas. En doce días de proselitismo, los candidatos a alcaldes y diputados locales han atraído una mayor atención de los votantes. Ahora falta lo más importante: convencerlos de salir a las urnas. Hay mucha algarabía de las brigadas, los candidatos han recorrido comunidades, colonias y tocan puertas. Sin embargo, existe el riesgo de que todo sea simulación.

 

En redes sociales, se observa a cientos de candidatos en campaña a cargos de elección. Hasta los aspirantes sin posibilidades de triunfo tienen un ambiente festivo. Los mexiquenses están muy acostumbrados a la alternancia del poder, y eso genera alta efervescencia entre las brigadas de militantes y simpatizantes. Los alcaldes que van a la reelección, deben entender que ese paso no se da en automático. Por el contrario, hay mayores riesgos por los enojados con su mandato, por los compromisos inconclusos y las promesas incumplidas.

 

Las dirigencias partidistas juegan con la inercia de la campaña presidencial. Acompañan en algunos eventos a sus candidatos. Desde todos los frentes hay un discurso triunfalista. El peor escenario posible es que pierdan municipios que hoy les representan simbólicamente. Morena mantendrá Ecatepec, Neza y Texcoco. El PAN se siente seguro en Huixquilucan, y será un triunfo retener Naucalpan y Atizapán. El PRI es el más incierto porque puede perder Toluca, Tlalnepantla y Coacalco.

 

Vienen los días más complejos del proselitismo. Hay que amarrarse los cinturones porque vienen las campañas negras, los escándalos políticos y los personales. Los panfletos que son tirados en las calles para denostar al contrario. Y las fake news que aparecen un día sí, y al otro también. Lo más peligroso que enfrentan los candidatos, desde todos los frentes, será el fuego amigo, por aquellos que no resultaron candidatos. Y falta por ver, cuántos de los que hoy hacen campaña, logran llegar a las urnas como abanderados.

 

Mucha tolerancia a la frustración porque también vienen los desencantados. Como en toda elección, habrá triunfos y derrotas sorpresivas. No todo se basa en las estructuras partidistas; ni tampoco se pueden confiar en las encuestas electorales. El voto duro cada vez es menos eficaz. El voto volátil resulta emocional, y ahí los candidatos no siempre llegan. Gran parte de los votantes, deciden por quien sufragar al momento de tachar la boleta electoral.

 

A pesar del escenario de violencia electoral que ha privado en otros estados, y los protocolos de seguridad implementados a más de 30 candidaturas, hasta ahora las campañas del Estado de México transitan en paz social. Esa es una enorme tranquilidad para el gobierno de Delfina Gómez, luego de los hechos de Texcaltitlán, casi al arranque de su mandato. Hay un respiro en las áreas de seguridad con la confianza de que haya elecciones sin mayores incidentes.

 

Tags

Compartir

Síguenos en

Comentarios

comentarios