loader-image
Toluca, MX
10:42 pm,
temperature icon
nubes dispersas
Hora Estándar Central

OFF THE RECORD 04-04-2024

Toluca, Edomex; 4 de abril de 2024.- Xóchitl Gálvez ha sido abandonada a su suerte por la causa panista del Estado de México. En el que parecía el evento de campaña de mayor jerarquía política para la candidata opositora, las élites del panismo local se ausentaron y evitaron entremezclarse entre la defenestración que arrastra a sus aliados priístas. Entre la multitud que se dio cita en la plaza principal de Tlalnepantla, abundaron las banderas tricolores y las camisas rojas. Mientras el azul se difuminaba como ha ocurrido en las urnas sistemáticamente en las más recientes elecciones. Del PRD, sólo queda un buen recuerdo.

 

El PRI cumplió con las expectativas de movilización electoral. Previo al mitin político, Gálvez recibió el arropo de la clase priísta atlacomulquense. Estuvieron presentes dirigentes nacionales y estatales. En privado, la candidata presidencial se reunió con los exgobernadores, alcaldes y diputados federales y locales en funciones -excepto Carlos Iriarte-; y un puñado de candidatos que dejaron de hacer campaña para hacerse sentir parte del proselitismo de Gálvez. A la vieja usanza, la militancia tricolor demostró que sabe y entiende de hacer campañas y convocar a sus clientelas políticas. Todos aquellos que aspiran a la reelección inundaron sus redes sociales con fotografías acompañados de la abanderada opositora, o bien con Alito y Cristina Ruiz. Mostraron su disciplina partidista.

 

Por lo que hace a las élites del PAN, todo apunta que en su agenda personal y política tuvieron cosas más importantes que hacer que acompañar a su candidata presidencial, aquella de quien presumen tiene militancia panista. Quizá tengan tiempo de hacer campaña a su lado después del 2 de junio, o cuando el recorrido no sea tan largo, allá por los rumbos de Huixquilucan. Tampoco alcaldes o diputados estuvieron en el mitin presidencial. En sus redes sociales no hay evidencia de la presencia de Gálvez en tierras mexiquenses. Apenas Ingrid Schemelensky apareció entre las fotos difundidas por priístas. De hacer campaña, les queda mucho por aprender a las estructuras de la derecha.

 

Del PRD no hubo evidencia en el proselitismo de Gálvez. Lo más cercano a la presencia perredista fue el color amarillo en los pantalones del exgobernador César Camacho. Nula presencia de su militancia o simpatizantes si es que todavía existen en su espectro electoral. Los dirigentes, alcaldes y diputados también optaron por ausentarse de las actividades de campaña de Xóchitl Gálvez, de quien no deberían olvidar que es su candidata presidencial. Ni siquiera la mínima mención de su presencia en el estado en sus redes sociales.

 

En resumen: el priísmo ha perdido el poder, pero no cambia las formas políticas. Los tiempos de la cargada electoral siguen tan vigentes como cuando gobernaron Montiel y Camacho. Asumen que de esa forma, al menos, podrán conservar parcelas del poder público que hoy dominan en el ámbito de las presidencias municipales y diputaciones locales. En el panismo, la arrogancia les hace suponer que son tan conocidos y queridos que no necesitan del empuje de una campaña presidencial para ganar los municipios que han convertido en bastión monárquico, aunque al resto de la elección la pierdan vertiginosamente.

 

Tags

Compartir

Síguenos en

Comentarios

comentarios