loader-image
Toluca, MX
2:06 pm,
temperature icon
cielo claro
Hora Estándar Central

OFF THE RECORD 01-05-2024

Toluca, Edomex, 1 de mayo de 2024.- El Sistema Estatal Anticorrupción del Estado de México es hasta ahora un puñado de ciudadanos -parte de esa burocracia dorada que alude el presidente Andrés Manuel López Obrador- sólo con una serie de buenas intenciones, que en su corta existencia nunca ha dado un resultado contundente que permita legitimar su tarea. Ahora, se encuentra en desarrollo de seleccionar al titular de la Secretaría Ejecutiva del mismo, en un proceso simulado, porque en un esquema donde se supondría que todo debería ser transparente, todo parece resuelto para ungir en próximos días a Víctor Romero Maldonado, con incidencia por parte del Poder Ejecutivo estatal.

 

En las últimas semanas, el Sistema Estatal Anticorrupción lanzó la convocatoria para elegir al titular de la Secretaría Ejecutiva, pero hay indicios de que desde antes de iniciado el proceso, la decisión ya estaba tomada a favor de Romero Maldonado, quien tendría vínculos políticos y habría sido apuntalado por Liliana Dávalos Ham, nada más y nada menos que la secretaria particular de la gobernadora, Delfina Gómez. Para que no haya sorpresas, y solamente sorprendidos, ayer martes fueron dados a conocer los cinco finalistas para la selección del encargo: Víctor Romero Maldonado; Samuel Espinoza García; Rubén Medina Estrada; Adrián Osiel Millán Vargas y Carlos Dionisio Rubí Fierro. Sin embargo, el tramo final se dice, está decantado y definido.

 

Este jueves 2 de mayo, se realizarán las entrevistas a los postulantes, y un día después, el 3 de mayo se elegirá la terna final. En próximos días todo podría confirmarse para que Romero Maldonado asuma el encargo, en donde la autonomía y la independencia del órgano anticorrupción estará en duda, porque sus decisiones se pretenden encausar desde las oficinas a las que supuestamente debería vigilar. Sobra decir que, esta es una de esas instituciones propuestas a desaparecer, como parte del Plan B de la Cuarta Transformación, y que tendría su réplica a nivel estatal por su ineficacia.

 

————————-

 

Este martes 30 de abril, terminó al último periodo ordinario de sesiones de la actual Legislatura Federal, aunque estarán en funciones hasta el 31 de agosto -es decir, cobrarán por hacer nada, cuatro meses más-. En esta coyuntura se les ha terminado el recorrido parlamentario a Miguel Sámano, que llevaba siendo diputado -local o federal- desde el 2009, y para esta ocasión no apareció en candidatura alguna. Lo mismo para Ricardo Aguilar y Laura Barrera que acumularon seis años ininterrumpidos en San Lázaro. Adiós a Carlos Iriarte.

 

No así para la dirigente priísta Ana Lilia Herrera, que lleva saltando de legislatura en legislatura -como senadora y diputada federal desde el 2012-, pues tiene asegurados seis años más como senadora de lista plurinominal priísta. Y un caso semejante para Eduardo Zarzosa -cobrando como diputado local o federal los últimos nueve años-, inscrito como plurinominal para la Legislatura local.

 

 

Tags

Compartir

Síguenos en

Comentarios

comentarios