loader-image
Toluca, MX
7:47 am,
temperature icon
cielo claro
Hora Estándar Central

Hereda Alfredo Del Mazo deuda pública de 59 mil mdp a Delfina Gómez

Israel Dávila

 

Toluca, Edomex. 12 de septiembre del 2023.- El gobierno de Alfredo del Mazo heredará a la administración estatal que encabece la morenista Delfina Gómez Álvarez, a partir del 16 de septiembre próximo, una deuda pública de casi 59 mil millones de pesos, que generan el pago de poco más de 4 mil millones de pesos anuales en cubrir intereses y otros mil en las amortizaciones a capital.

 

El saldo de la deuda pública del estado de México es de 58 mol mil 919 millones 738 mil 339 pesos, de acuerdo al último reporte publicó que difundió la Secretaría de Finanzas con corte al 30 de junio, y del cual se envía un informe detallado a la Legislatura.

 

El gobernador Alfredo del Mazo recibió la gubernatura mexiquense en septiembre del 2017 con una deuda de  38 mil 277 millones de pesos, lo que implica que al correr de los seis años de su mandato, los pasivos que tiene el gobierno del Estado de México con la banca comercial y de desarrollo aumentaron en 19 mil 427 millones de pesos.

 

Cabe señalar que en 2018, Alfredo del Mazo solicitó a la Legislatura del estado de México le autorizara una renegociación y reestructuración de la deuda pública, con el fin de alargar los plazos de vencimiento y disminuir el costo anual de los pasivos. El Congreso autorizó este refinanciamiento y ahora la mayor parte de los créditos que debe el gobierno estatal vencen hasta 2043.

 

Lo que no se redujo fue el servicio de la deuda, es decir, el monto que paga anualmente la administración estatal por concepto de pago de intereses  y del capital de la deuda.  Al inicio de la gestión de Alfredo Del Mazo el gobierno pagaba en promedio 4 mil 500 millones de pesos entre intereses y amortizaciones al capital, pero en los últimos años se pagan más de 5 mil millones de pesos anuales, debido a la contratación de nuevos créditos específicamente en los últimos tres años-

 

 

Cabe señalar que a unos días de iniciada la gestión de Del Mazo al frente del Poder Ejecutivo estatal, se registraron los sismos del 19 de septiembre del 2017, lo que provocó destrucción de varios inmuebles en la entidad. Los costos de la reconstrucción se solventaron a través de la contratación de deuda.

 

Luego vino la pandemia de Covid en 2020, donde el gobierno se vio obligado a solicitar nuevos créditos para enfrentar la emergencia y a partir del 2021,  año con año se autorizó a Del Mazo la contratación de más créditos para solventar las obras que iba pactando el gobierno estatal con el gobierno federal, especialmente para la construcción de vialidades de acceso al nuevo aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, ubicado en Zumpango y Tecámac y para ampliar líneas del Mexibús a la nueva terminal aérea.

 

También se le autorizó contraer deuda para pagar el sistema de transporte masivo en el oriente del estado, consistente en un proyecto del Trolebús Eléctrico que conectará a Chalco con Santa Martha Acatitla en la Ciudad de México, obra que estará concluida el próximo año.

 

Pero también se aprovecharon los créditos de los últimos tres años para poder realizar el programa de obra pública del gobierno estatal, entre lo que destaca obras hidráulicas y la modernización del centro histórico de Toluca.

 

Así que para el arranque de la gestión de Delfina Gómez, el gobierno del estado tiene comprometido pagos con al menos cuatro acreedores de la banca comercial, uno de la banca de desarrollo y otros compromisos que se deben cubrir con los tenedores de la emisión de certificados bursátiles.

 

A la fecha, el gobierno estatal le debe a Banobras (banca de desarrollo) 19 mil 83 millones de pesos, siendo este su principal acreedor.

A BBVA Bancomer se le deben 13 mil 901 millones de pesos.

A Banorte se le deben 13 mil 279 millones de pesos

A Citi Banamex se le deben  5 mil 393 millones de pesos

A Santander se le deben 4 mil 419 millones de pesos.

 

En tanto a los tenedores de certificados bursátiles se les adeuda la cantidad de 2 mil 842 millones de pesos.

 

 A pesar del elevado monto de los pasivos, las calificadoras crediticias han emitido calificaciones favorables al manejo de la deuda en el Estado de México y no consideran que los empréstitos conlleven un riesgo o presión excesiva a las finanzas estatales, tomando en cuenta que anualmente se tiene un presupuesto de más de 330 mil millones de pesos. 

Síguenos en

Comentarios

comentarios